lunes, 21 de junio de 2010

¿Qué hace clásica una obra? parte 1

Villa Boscoreale. S. I d. C.

Miatura gótica


Infinidad de veces he estado tratando con colegas artistas sobre cuales son las características que hacen de una obra algo clásico. La mayoría de las veces me remiten a una serie de normas, de reglas ya fijadas que hay que seguir para que una obra sea clásica. Sin embargo, yo no creo que Vitrubio sea Dios y Palladio su mesías. Ni muchísimo menos. Seguir las normas que marcaron hace que crees un decorado clásico, pero partiendo de ahí has de crear la obra clásica.

El arte clásico es tan basto y tan rico que siempre te sorprende encontrar una obra que de repente no sigue una regla estándar. Este es el ejemplo del fresco que he usado para ilustrar la entrada. Un fresco del Siglo I que, sin embargo, echa por tierra las más elementales normas de la perspectiva. Y sin embargo, nadie negaría que se trata de una obra clásica.

¿Por qué, si la perspectiva parece medieval, es clásica? nadie me podría dar una respuesta ojetiva, porque a la vista salta que no debería serlo, y sin embargo, nadie podría dejar de sentirla clásica.

Sentirla clásica...

Porque lo clásico no es una receta, sino el espíritu que late dentro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada