viernes, 11 de junio de 2010

Pervivencia del Clasicismo: ROMÁNICO


Púlpito de la Catedral de Cagliari, Siglo XII

Una de las características que siempre se le han atribuído al románico italiano es el ser menos "románico" que el mismo estilo en el resto de Europa por no haber perdido la herencia clásica.

Personalmente me parece una apreciación muy superficial. En primer lugar porque no existe un románico italiano, sino muchos románicos italianos, dedivado de la diversidad propia de la península en época medieval. Es tal la diversidad que cuesta reconocer como relacionados San Ambrosio de Milán y la catedral de Pisa.






Es cierto que zonas o edificios sí muestran una importante influencia clásica, pero eso es algo que se encuentra en todas las antiguas provincias romanas, que por algo se llama "Románico".

El origen de la clasificación "clásicista" de este románico se debe a la profusa utilización del marmol y el uso de las galerías de arcos, pero ésto es, precisamente, una influencia del románico lombardo. El marmol ya era algo poco habitual en Hispania en época romana porque no se descubrieron minas con material de buena calidad hasta el siglo XVIII, por tanto en la península ibérica no se podía usar un material que no se encontraba más que de importación, como ya pasaba un milenio antes. Y otra vez estamos tomando la parte por el todo. Considerar que el románico pisano/florentino es todo el románico italiano, y más cuando éste tiene una ´fuerte influencia bizantina.

El púlpito de la Catedral de Cagliari (Cerdeña) es una muestra de cómo conocimiento del arte clásico no se perdió en la Edad Media. El uso del marmol, aunque le da un aspecto mas romano que esculturas clasicistas medievales realizadas en lo que hoy es España, es algo circustancial. No es eso lo que lo hace clásico. vemos un relieve sobre un entablamento decorado a la manera romana y sostenido por achaparradas columnas jónicas. Los relieves, pese a su indudable estilo románico, desprenden una mesura muy clásica.

Actualmente el púlpito está fragmentado y ha perdido su forma original.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada