sábado, 25 de julio de 2009

Pervivencia del Clasicismo: ARTE ASTURIANO

San Julian de los Pardos de Santillano




El arte asturiano se desarrolló en la zona de Asturias y radio de influencia (desde Galicia a Leon) tras la caida del arte visigodo y siendo absorbida finalmente por el arte románico. Tomó elementos aislados de la estética visigoda, pero los fundió con otras influencias como la carolingia y la tardorromana. Por tanto, estamos ante una revitalización del arte clásico en la península ibérica muy claro en la arquitectura, pero también en la pintura.



El paso del tiempo no ha sido benévolo con las pinturas murales de casi ningún edificio medieval. Hoy nos pueden parece edificios sencillos, sobrios. Nos puede sorprender el descuidado uso de los sillares, pero debemos entender que estaban concebidos para ser pintados y decorados. El austero aspecto que hoy presentan los edificios desde visigodos hasta románicos es muy distinto al derroche de color y suntuosidad que presentan en su día.


Y esa decoración, en el caso asturiano era pintura sobre estuco simulando motivos arquitectónicos y escenografías con trampantojo, claramente enraizadas en la pintura romana conocida como "segundo estilo" o estilo arquitectónico.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada