lunes, 29 de marzo de 2010

Términos peyorativos


Leer la pintura, un libro de divulgación artística escrito por Nadeije Laneyrie-Dagen, es un manual para iniciarse en el mundo del arte e instruye a todos aquellos que, sin ser especialistas, desean que saber cuales son las características de una obra en especial y entenderla mejor. Explica cómo elementos como el color, dibujo, composición, belleza etc. se conjugan en las diversas obras a lo largo de la Historia del Arte (aunque el libro sólo analiza la pintura a partir del S.XV)

Bien, uno de los apartados del libro se dedica a los principales estilos artísticos desde el Gótico Internacional hasta las vanguardias.
El barroco está dividido en tres estilos: Caravaggismo, Clasicismo y Barroco en sí. A la hora de hablar del Barroco clasicista, el capítulo comienza así:
En latín, clássicus designa lo que es de primer orden, de primera clase; por tanto el significado del término no es en absoluto peyorativo.
Está revocando una idea que la autora entiende que hay que explicar, que clásico no es un término peyorativo. Por tanto, entiende que para el gran público es así y que hay que especificarlo y contradecirlo.
Malo, si un libro de iniciación al arte tiene que empezar ese apartado con tal frase. Pero malo que la autora tenga que hacerlo así.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada