domingo, 23 de octubre de 2011

Pervivencia del Clasicismo: BIZANCIO

Entrada de Cristo en Jerusalén. S. X


Placa central de un tríptico de Estambul, hoy en el alemán museo Brode. Escondida entre la estética y filosofía bizantiinas, respira la huella de un mundo clásico que, aunque lejano, nunca desapareció en el imperio romano de oriente: Cristo está representado como un Júpiter entronado y una matrona romana esté esperándole a las puertas de la ciudad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada